La Casa Koesler en San Martín de los Andes

No hay comentarios :


San Martín de los Andes es uno de los destinos turísticos más hermosos de Argentina. Cada año son miles de turistas, argentinos y extranjeros, los que se acercan a esta localidad para conocer la belleza de este centro turístico de montañas, lagos y bosques. Al caminar por las calles de la pequeña ciudad nos encontramos con distintos atractivos, desde casas de té hasta hoteles majestuosos, rutas de senderismo o edificios históricos que sirvieron como casas para los primeros pobladores.

En San Martín de los Andes se encuentra la llamada Casa Koesler que fue construida en el 1900 y restaurada por Federico Koesler. Sus abuelos eran Rodolfo Koesler y Berta Ilg, una reconocida escritora que realizó diferentes trabajos sobre la cultura de los mapuches, los más conocidos aborígenes de la zona patagónica.

La casa está ubicada en la calle San Martín, una de las arterias principales de la ciudad. La vivienda conserva multitud de detalles de su construcción original, rasgos de la cultura europea y de los mapuches también. Dentro hay tapices, utensilios propios de los aborígenes y piedras, una vitrola, un modular antiguo y una mesa de raulí.

Rodolfo Koesler fue el primer médico, dentista y cirujano de la zona, famoso por atender tanto a europeos como a mapuches sin importar si podían o no pagarle. Muy respetado en la región, fue además oftalmólogo y kinesiólogo en una época donde no abundaban los profesionales en medicina.

A diferencia de otros museos, la casa Koesler nos invita a recorrer cada uno de sus rincones como si todavía estuvieran viviendo allí sus dueños originales. Es una propuesta atractiva para conocer de forma diferente la historia de San Martín de los Andes y de la región en general.

Los propios descendientes llevan adelante el recorrido para ofrecer experiencias inéditas a los que se acercan a conocer esta casa emblemática de la Patagonia argentina.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

En breve publicaremos tu comentario. Gracias