El origen del Tren Transiberiano

No hay comentarios :


A la hora de pensar en los mejores trenes del mundo uno de los recorridos que siempre aparece mencionado es el del Transiberiano. Se trata de uno de los trenes más famosos del planeta y su historia se remonta a fines del siglo XIX. El zar Nicolás II inauguró la construcción de un tramo hacia el Lejano Este aprovechando una visita a la ciudad de Vladivostok al regresar de Japón.

El territorio ruso siempre fue muy vasto y misterioso, por eso no sorprendió que Nicolás II propusiera una red ferroviaria para conectarse con los extremos más alejados de la nación. Además un tren permitiría mejorar la comunicación entre las ciudades que hasta ese entonces solamente se podía realizar a caballo.

La ruta principal del tren Transiberiano partía de San Petersburgo y concluía en Moskovsky Vokzal tras pasar por Moscú y otras localidades. Luego unía Khabarovsk y Vladivostok cruzando la siempre misteriosa y extensa Siberia.

La construcción se llevó a cabo entre 1891 y 1916. El ramal chino fue construido por ambas naciones y permitió aumentar la velocidad para llegar a Vladivostok y aumentar la actividad en la ciudad china de Harbin. La ruta original rusa se extiende por nueve mil kilómetros y se completa en 8 días.

No se trata del tramo más largo porque hoy también encontramos tramos que superan los diez mil kilómetros. Además del Transiberiano también está el Transmanchuriano que une las provincias chinas del norte y llega hasta Bejining. Incluso hay un ramal especial que cruza hasta la ciudad coreana de Pyongang.

El recorrido del tren Transiberiano es único, una experiencia realmente increíble que cualquier fanático del turismo y los viajes sabrá disfrutar por los maravillosos paisajes que recorre, su extensión y la calidad del viaje que nos llevará por 8 días de aventuras increíbles en territorio ruso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

En breve publicaremos tu comentario. Gracias