La magia del puerto de Messina en Sicilia

No hay comentarios :


El puerto de Messina, en Sicilia, es uno de los más bellos de Italia. Se trata de una de las paradas casi obligadas de la mayor parte de los servicios de cruceros en las costas del mar Mediterráneo. Al estar ubicado en el centro del Mediterráneo es un punto estratégico para ir de las costas españolas a las italianas o tunecinas y pasando por las francesas.

Sicilia es a su vez una de las islas de mayor tamaño en Italia. Su rica historia es otra razón para hacer una escala aquí y recorrer durante algunos días la magia de sus monumentos y edificios emblemáticos. Al caminar por sus calles podemos toparnos con referencias a épocas de población romana, bizantina y árabe, incluso estuvo bajo el dominio de la corona catalano-aragonesa y fue uno de los puertos de los antiguos fenicios.

Messina es un puerto natural que destaca por su contraste con las fortalezas, iglesias y hermosos palacios. Está a poca distancia de ciudades como Taormina y Catania, y otro de los atractivos que encontraremos es el majestuoso volcán Etna.

En una pequeña isla cercana está otro volcán famoso, el Strómboli, inmortalizado en la obra de Julio Verne “Viaje al Centro de la Tierra”. El entorno en Messina es árido, Sicilia es una zona extremadamente seca y de temperaturas elevadas durante todo el año. Los movimientos sísmicos de la región se deben a su situación morfológica y si bien no son extremadamente frecuentes, puede que nos encontremos con alguno durante nuestra estadía.



A tan solo 5 kilómetros de la península italiana, las costas del puerto de Messina son atractivas y están repletas de atracciones interesantes. Puedes visitar Catania, Tindari, el santuario de la Virgen Negra y Taormina, entre otras vistas imponentes de la región. Los paseos en tren por dentro de la isla de Sicilia también son una experiencia única, por sus paisajes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

En breve publicaremos tu comentario. Gracias