El Taj Mahal, un canto al amor

No hay comentarios :


El Taj Mahal es quizás el monumento más importante jamás construido por amor a una mujer. Cuenta la historia que el emperador Sha Jahan lo construyó en honor a su amada Mumtaz Mahal luego de su muerte.

El amor de estas dos personas sigue vigente en cada piedra del templo que cada año visitan millones de personas de todo el mundo. Sus jardines están repletos de flores y cada uno de los salones nos invitan a deleitar la vista durante horas mientras caminamos y apreciamos la forma en la que Sha Jahan lloró a su amada Mumtaz durante años.

El Taj Mahal es hoy un símbolo de la Historia de la Humanidad. Sha Jahan conoció a Arjumand en un bazar donde la mujer vendía objetos de cristal. Totalmente obnubilado por su belleza, el joven no pudo decir nada, y su vida transcurrió por cinco años en otro matrimonio del que tuvo 2 hijos. Su amor por Arjumand seguía allí, pese a que al iniciar su relación fueron perseguidos por el Emperador que no veía con buenos ojos a la vendedora de cristales.

Cuando Sha Jahan finalmente pudo casarse con ella, Arjumand pasó a ser conocida como Mumtaz Mahal (La elegida del palacio). Cada día que pasaba el amor entre el emperador y la joven se hacía más grande.

Luego Sha Jahan pasó a ser el emperador tras la muerte de su padre, pero la felicidad de su matrimonio se vio truncada cuando nació el decimotercer hijo. Mumtaz no sobrevivió y atravesado por el dolor Sha Jahan mandó a construir un templo en honor a la mujer que verdaderamente amó durante el resto de su vida.

La muerte de su esposa lo alteró mucho, se recluyó y decidió que, al morir, lo enterrarán junto a su esposa en un templo que sirviera como homenaje a su amor por los siglos y los siglos. Hoy el Taj Majal sigue igual de imponente en la mente de cualquiera que lo visita.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

En breve publicaremos tu comentario. Gracias