La Plaza de la Cibeles en Madrid

No hay comentarios :


En la ciudad de Madrid existen numerosos monumentos que se han hecho famosos a nivel internacional. Estatuas, museos, plazas y edificios emblemáticos de uno de los destinos españoles más bellos de Europa. Hoy nos acercamos a la Plaza de la Cibeles, un emblema de la ciudad que además se ha convertido en diosa de los aficionados al Real Madrid.

La Plaza de la Cibeles está a la altura de otros monumentos repetidos en el imaginario madrileño como la Puerta de Alcalá, el Palacio Real o el Oso y el Madroño. Se pueden ver numerosas postales e imágenes promocionales de Madrid que toman el monumento de la Cibeles como marco de referencia.

La plaza fue diseñada y trazada durante el reinado de Carlos III. Formaba parte de las obras de mantenimiento y ordenación del Paseo del Prado. El proyecto incluía dos fuentes dedicadas a los dioses mitológicos de Cibeles y Neptuno en los extremos y una fuente central en honor a Apolo en el centro de la plaza.

Ventura Rodríguez fue el encargado de diseñar las tres fuentes y entre 1780 y 1792 se llevó a cabo la construcción de esta bella plaza que hoy es recorrida anualmente por miles de turistas. Entre las modificaciones que se le han hecho a la Fuente de la Cibeles hay que mencionar su emplazamiento.

Originalmente la fuente estaba a la entrada del Paseo de los Recoletos. Por fin, en 1895, fue trasladada a su ubicación actual cuando se llevaron a cabo modificaciones para la Glorieta de Emilio Castelar.

Pese a que la fuente ha sufrido numerosos incidentes y destrucciones a lo largo de su historia, desde que los simpatizantes del Real Madrid la adoptaron como punto festivo, es más habitual encontrar diferentes daños, desde pintadas hasta algunas roturas menores ocasionadas por los amantes del fútbol que se acercan a la estatua y se paran sobre ella para festejar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

En breve publicaremos tu comentario. Gracias