Las cuevas de Candelaria en Guatemala

No hay comentarios :


En Cobán, al norte de Guatemala, se encuentran las Cuevas de Candelaria. Su nombre español es un recordatorio de la época colonial del continente americano. Se encuentran a sólo 12 kilómetros de la ciudad capital y cada año atraen a cientos de turistas de todas partes del mundo.

Se trata de cuevas gigantes con techo alto y miles de kilómetros de extensión, aunque no todos los trayectos están abiertos al público. Los pocos pasadizos que están abiertos a las visitas son imponentes y alcanzan para darse una idea de la majestuosidad de estas cuevas que fueron creadas por el accionar de la naturaleza durante miles de millones de años.

Existen numerosas zonas donde los techos han caído por su propio peso. Las estalactitas se han ido haciendo más y más pesadas con el paso de los años y finalmente cayeron venciendo su propio asidero. Los nuevos agujeros que se van formando sirven como accesos de luz natural.

El sol crea imágenes muy llamativas sobre las paredes rocosas de las Cuevas de Candelaria. En los primeros segmentos de la cueva se puede seguir el curso de un pequeño río interno que va y viene entre diferentes grutas y pasadizos.

Durante las temporadas secas el río puede ser navegado en pequeños botes que hacen trayectos de hasta 12 horas. Cuando hay deshielo ya se torna imposible porque el caudal es muy vasto. La historia detrás de las cuevas de Candelaria está ligada a los mayas.

Los antiguos habitantes de esta tierra utilizaban las cuevas como rutas secretas, ya sea para escapar de los invasores o para atacar a sus enemigos por sorpresa. También se creía que las cuevas de Candelaria eran las Puertas del Infierno. El significado ritual de estas cuevas acompañó durante años a los descendientes de los mayas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

En breve publicaremos tu comentario. Gracias