Varazdin, paraíso medieval y barroco en Croacia

No hay comentarios :


A orillas del río Drava, en Croacia, se encuentra una ciudad tan bella como su nombre es complejo de pronunciar: Varazdin. Es uno de los centros turísticos más importantes del norte del país, con una antigua fortaleza que se mantiene en pie casi en su totalidad, numerosas galerías y museos de arte, y un cementerio que ha sido catalogado como monumento a la horticultura.

La historia de Varazdin es bastante diferente a la de otras ciudades costeras de Croacia. Desde sus orígenes ha sido una ciudad vinculada con los movimientos barroco y renacentista, por eso suele haber muchos museos y referencias a esta época, tanto en música como en literatura e historia del arte.

La ciudad es sede de dos importantes festivales, el primero es el Varazdinske barokne veceri (Noches barrocas de Varazdin) que se celebra desde 1971 y centra su atención en la interpretación de piezas clásicas barrocas y otras de descubrimiento reciente o no publicadas. El otro se llama Spancir Fest y se lleva a cabo en los últimos días de agosto. Este festival se hace en honor a la historia de la ciudad y es una fecha muy atractiva para los viajeros que desean conocer el espíritu festivo de los croatas.

El patrimonio artístico de Croacia es uno de sus puntos fuertes, invitando a los amantes de las ciudades medievales de Europa a recorrer sus calles y su antiguo centro histórico. Varazdin es una localidad de la Edad Media que se conserva intacta casi en su totalidad, por eso la Ciudad Vieja es uno de sus atractivos más emblemáticos.



Empezó a construirse en el siglo XIV y posteriormente se siguieron agregando construcciones de gran tamaño, con torres y otros detalles góticos. Entre sus palacios, museos y galerías, no debemos dejar de visitar la Galería de los maestros antiguos y contemporáneos; la Colección Etnológica; y el Teatro Nacional, verdaderas joyas arquitectónicas de Varazdin.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

En breve publicaremos tu comentario. Gracias