La Alhambra de Granada. Historia y visitas

2 comentarios :
alhambra de granada
La Alhambra de Granada es una de las mayores joyas históricas de España, que se quedó en puertas para ser reconocida como Patrimonio de la humanidad, contando con una extensa historia:
Entre los siglos IX y XII con la llegada de los árabes, se respetaron bastantes construcciones romanas, llegando a ampliarlas y añadiendo más construcciones. En el siglo IX se tenían noticas sobre la existencia de la construcción de parte de la Alhambra en la Colina Sabika, ubicación de la actual Alhambra, mientras que en el año 1031 el Reino de Taifa se traslada (Ziríes) con toda su corte a la Alcazaba ubicada en el barrio del Albaicín.
En el siglo XII llegan distintos ejércitos de Almorávides y Almohades teniendo como escenario la Alcazaba, sirviendo también de refugio a los andalusíes y a otros invasores africanos.
En el año 1238 con la creación por parte de Al-Ahmar de la Dinastía nazarí, se instalan en la Antigua Alzacaba del Albaicín, comenzando la reconstrucción de las ruinas de la colina de la Alhambra, hasta completar lo que hoy se conoce.

La Alhambra de Granada ha pasado por muchas manos, siendo fortaleza, palacio, ciudadela y residencia de los sultanes nazaríes, alcanzando su mayor esplendor en la segunda mitad del siglo XIV con el sultanato de Yusuf I y el de Muhammad V. La ciudad siguió creciendo y transformándose hasta la llegada de la conquista cristiana a finales del siglo XV.
El Emperador Carlos V ordena la construcción del Palacio que lleva su nombre en el año 1526, mientras que a principios del siglo XVIII Felipe V expulsa al Marqués de Mondejar cuando comenzando una etapa de abandono hasta la llegada del reinado de Carlos IV.
Para visitar la Alhambra de Granada, es recomendable sacar las entradas con antelación, ya que en las taquillas, debido a la gran afluencia de público, solo se expiden el 30 % de las entradas. Desde este mismo enlace se puede acceder a la compra de entradas

2 comentarios :

En breve publicaremos tu comentario. Gracias